De Agile a PM-ACE, 4: Conclusiones

January 14th, 2019

Es posible que sea casualidad, pero siempre que trato los temas de gestión de proyectos con amigos y conocidos se repiten mucho la frases del tipo: "... lo que ocurre es que lo que tenemos no es Agile 100% por eso no termina de funcionar ...", "Agile sería la solución, si se implementara bien...", etc.

Como creo que se expone muy bien en el libro, mi opinión es que las técnicas ágiles han aportado conceptos muy interesantes a la gestión de proyectos moderna, en especial desde que las herramientas colaborativas on-line son una realidad accesible, pero no son la solución única en la mayoría de los casos. No hay más que mirar a nuestro alrededor: aviones, edificios, refinerías, carreteras, ordenadores... todo se hacía ya antes de que el Agile se inventara y algunos empezásemos a escribir sobre ello.

La gestión de proyectos no es más que sentido común y organización. No es una disciplina difícil, es un trabajo laborioso en el que se pueden aplicar técnicas y herramientas modernas que lo hacen más dinámico y eficiente.

En PM-ACE encontrarás trucos y herramientas y consejos sobre por qué y cómo aplicarlos. Pero, si alcanzas una dinámica en tu empresa en la que los proyectos salgan dentro de parámetros razonables de tiempo, coste y objetivos dentro de un marco confortable de trabajo, entonces no dudes de que ESE es un método válido. Por supuesto casi siempre hay espacio para la mejora pero eso dependerá del grado de acierto en el que te encuentres.

La filosofía que hay detrás de lo que comento es que debes escoger el método que se adapte a ti y a tu empresa, no adaptarte tú a un método, por eso trato de justificar siempre mis propuestas, en base al método que yo he "elegido" y su porqué.

En cualquier caso, aquí van mis conclusiones sobre los pasos mínimos a dar desde Agile hacia PM-ACE:

  • Añadir, como mínimo las figuras de PD y PM. Podrían asumirse por la misma persona pero en cualquier caso mejor si es alguien distinto del PO.
  • El PM asume la mayor parte de gestión del proyecto y las tareas de Monitorización y Control y Control de Cambios , y hace de intermediario entre PO y Equipo.
  • Generar la WBS y mantener de manera independiente al Produc Backlog, es decir separar alcance de planificación. En el libro se ve cómo se puede elaborar una WBS para que encaje más con entornos adaptativos y de incertidumbre.
  • Utilizar la RTT y ejecutar el proyecto buscando primero el Producto Mínimo Viable y proseguir en refinamientos sucesivos incorporando requisitos de los objetivos principales.
  • Trabajar en sprints y etapas pero adecuar la duración de los sprints al negocio, no al revés. Recordar que, en las primeras etapas del proyecto, va a ser imposible atender a la demanda auto-impuesta por el manifiesto ágil de "entrega continua de valor", pues en las primeras etapas siempre hay mucho trabajo que es imprescindible pero que no es visible.